Busca en el blog

Cargando...

Sant Jordi


2 comments


rosas

Como muchos ya sabréis ayer fue Sant Jordi. En Cataluña, éste no es un Santo cualquiera, es nuestro  patrón y es un día de celebración popular y mucho festejo.

Personalmente, adoro este día. Me encanta. Las calles se llenan de tenderetes de rosas y libros (y en los últimos años ha aumentado la creatividad y ya no sólo son rosas y libros, también se pueden encontrar auténticas virguerías: rosas de cartón, de madera, de alambre, pendientes, puntos de libro, piruletas en forma de rosas, cupcakes... hasta donde alcance la imaginación), hay gente a todas horas paseando, curioseando y comprando, autores firmando libros, actividades lúdicas y culturales por toda la ciudad, y hay un ánimo festivo y alegre en el ambiente que es demasiado.

Y cómo surgió este día? Dice la leyenda popular que hace muuuuuuuchos años, la villa de Montblanc estaba siendo atemorizada por un dragón colosal. Este dragón tenía hambre y los habitantes de Montblanc decidieron que, para tenerlo apartado de las murallas del pueblo, cada día le darían un animal para comer. Primero fueron las ovejas, luego los bueyes, luego los caballos... hasta que llegó el momento que se quedaron sin animales y tuvieron que empezar con los habitantes. Para decidir quién sería sacrificado cada día, los lugareños pusieron todos sus nombres en un puchero (los del rey y la princesa incluidos) y una mano inocente sacaba un nombre día tras día. Llegó un día que el nombre que salió fue el de la princesa y, a pesar del llanto y de las súplicas del Rey para que no fuera sacrificada, no se pudo hacer nada. Así que al día siguiente la princesa abandonó las murallas del pueblo para dirigirse hacia el dragón cuando, de repente, apareció trotando sobre un caballo blanco un hermoso caballero que se abalanzó sobre el dragón y lo hirió. Después de una lucha muy dura entre ambos, el caballero mató al dragón y, dice la leyenda, que del charco de la sangre del dragón (es una leyenda con algún punto un poco oscuro, lo sé) nació en ese mismo momento un rosal con rosas rojas y que el caballero obsequió a la princesa con una de ellas. Dicho caballero se llamaba Jordi y, desde entonces, fue escogido el patrón de la caballería y la nobleza.

Sea la leyenda cierta o no (a mí me gusta pensar que sí), el caso es que el 23 de abril es casi una obligación que los enamorados se intercambien una rosa roja con una espiga de trigo (ellos a ellas) y un libro (ellas a ellos). Es nuestro San Valentín particular, aunque no es estrictamente únicamente para los enamorados, el regalo se hace a las personas queridas.

Y queréis saber por qué tiene que ser una única roja rosa con una espiga de trigo? Porque, que sea una única rosa simboliza la exclusividad del amor por parte del enamorado; que la rosa sea roja simboliza la pasión; y que lleve una espiga de trigo simboliza la fertilidad.

Ale, ya está, todas las curiosidades acerca de este día explicadas! :)

Como decía al principio, adoro este día y su celebración y, además, me encanta que sea una fiesta popular que exalte los valores del amor, de la cultura y del patriotismo. Así que feliz Sant Jordi a todos (aunque un día tarde...:p)!!

rosas
rosas
libros
rosas fieltro
libros
Sant Jordi
Sant Jordirosas




2 comments

  1. Anónimo

Leave a Reply